Higiene dental: Guía para mantener los dientes perfectos

La higiene dental es algo imprescindible para mantener tu boca en buen estado. Y es que, de esta forma, se evita que se acumulen bacterias que formen caries y puedan dañar el esmalte así como la formación de placa bacteriana y, con ello, de sarro, el cual puede provocar, con el tiempo, la pérdida de piezas a causa de enfermedades periodontales. Por ello, queremos proponerte una serie de consejos para una buena higiene dental.

Lo primero que debes saber es que has de cepillarte los dientes, al menos, dos veces al día. Sin embargo, lo recomendable es que lo hagas después de cada comida para evitar la acumulación de bacterias. En este sentido, asegúrate de cambiar de cepillo cuando lo veas gastado o en mal estado , para reducir el riesgo de aparición de enfermedades periodontales.

Dicho esto, lo siguiente en lo que vamos a hacer hincapié es la forma en que debes cepillarte los dientes. Cepillar los dientes de arriba hacia abajo y los de abajo hacia arriba osea en el sentido que salen los dientes,procurando llegar a las ultimas muelas. Además, tampoco debes olvidarte de cepillar la lengua de atrás hacia adelante para eliminar las bacterias causantes del mal olor.

Otro elemento imprescindible para conseguir una buena higiene bucal es el hilo dental ya que su uso previene la aparición de caries interdentales y se encarga de eliminar la placa bacteriana, y también puedes utilizar penachos o cepillos interproximales finos. Una vez finalizado este paso, enjuágate la boca con colutorios que reduzcan el volumen de dicha placa y que prevengan su aparición. Por su parte, aunque parezca extraño, masticar chicles sin azúcar que contengan xilitol puede ayudarte a evitar la aparición de caries gracias al incremento provocado en la producción de saliva y, con ello, a la segregación de mayores cantidades de fosfato y de calcio.

Por último, queremos hacer hincapié en que, para conseguir el adecuado nivel de higiene dental, has de acudir al menos una vez al año al dentista , ya que él podrá aconsejarte y evaluar el estado de tu boca. De igual forma, debes tratar de realizarte una limpieza en el dentista, al menos, una vez al año ya que, de esta forma, conseguirás eliminar el sarro y, de paso, las manchas provocadas por el café, el tabaco o el té y lucir una sonrisa más bonita.

Publicado en Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *