Higiene dental: Trucos de un profesional.

Una buena higiene dental es tan importante como el cuidado de cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Pero muchas personas desconocen los pasos a seguir para conseguir un buen resultado. Nosotros queremos darte unas pautas para que logres una higiene profesional para tus dientes. No olvides, que el sarro, la placa bacteriana que queda depositada en nuestros dientes, es uno de nuestros grandes enemigos. Puede producir caries y otras enfermedades que afecten a las encías, con lo que es muy importante tenerlo siempre a raya.

Lo primero a tener en cuenta es que para mantener una buena higiene dental necesitamos una serie de herramientas, ¿cuáles? Pues un buen cepillo de dientes ante todo. Este debe ser intermedio, no demasiado blando pero tampoco excesivamente duro y, además, debemos cambiarlo cada 3 meses. Los tres cepillados diarios no son un mito urbano. Realmente el cepillado es algo fundamental para darle una vida sana a nuestros dientes. Recuerda que debes cepillarte los dientes después de cada comida. No es algo que requiera de demasiado tiempo ni esfuerzo, así que no hay excusa para no hacerlo. Con sólo 2 minutos es suficiente.

La crema dental debe ser de buena calidad, esto lo puedes comprobar por como deja tus dientes ¿notas que están limpios? ¡Perfecto! Pero recuerda, si usas dentífrico blanqueador no lo utilices a diario, ya que perjudicaría tus dientes, úsalo días sueltos. El hilo dental y los enjuagues bucales también son de gran ayuda, pues son los perfectos complementos para tu cepillo. Todas estas herramientas, en conjunto, son la clave para mantener nuestros dientes sanos y felices. El hilo dental deberíamos utilizarlo después del cepillado de antes de acostarnos, para retirar los restos de alimentos que quedan atrapados en nuestro dientes. El enjuague bucal es perfecto para finalizar con esta limpieza profunda que nos permite irnos a dormir con una boca totalmente limpia y radiante.

Por supuesto, debemos visitar al dentista por lo menos una vez al año, pues una limpieza dental anual como mínimo debe ser obligatoria. ¿Por qué es necesaria si ya nos cuidamos la boca con los otros productos? Debes saber que las limpiezas dentales previenen tanto la caries como la gingivitis, además de otros problemas que el dentista puede detectar en cada visita. Asimismo, los dientes de algunas personas requieren más limpiezas que otras, ya que acumulan sarro en sus dientes más rápidamente. Por último, no olvides que la prevención es uno de los mejores métodos para las enfermedades bucales.

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *